Embarazos en verano

Embarazos en verano

BEBÉS 29 Agosto 2017

Si estás embarazada, seguro que este verano habrás oído comentarios de todo tipo, ¿verdad? “¡Ay, un embarazo en verano, qué mal lo estarás pasando!”

Somos conscientes de que los embarazos en verano tienen fama de ser malos y pesados, especialmente si estás en el último trimestre, pero en Farmética creemos que es una etapa preciosa que hay que tratar de disfrutar en la medida de lo posible. Por ello, hoy te traemos unos consejos para darle la vuelta a esa mala prensa, y que puedas ver que tiene más ventajas que inconvenientes (y para los inconvenientes hay remedios).

Lo primero que aconsejamos hacer durante un embarazo, sea la época que sea, es no tomar al pie de la letra todos los consejos, experiencias… que cada persona que ha sido mamá nos cuenta: no hay reglas fijas y cada embarazo, al igual que cada persona, en totalmente diferente.

¿Qué ventajas vemos a los embarazos en verano?

Para empezar, la ropa. Es ligera, cómoda y en verano existen multitud de vestidos amplios con tejidos frescos y estampados preciosos, por lo que puedes aprovechar para vestirte sin necesidad de comprar demasiada ropa de embarazada.

El verano es, además, perfecto para observar mejor los cambios en tu cuerpo y prevenir la aparición de estrías.  Échale un vistazo a la sección de tratamientos antiestrías en nuestra web, podrás encontrar multitud de productos que funcionan estupendamente.

Aprovecha esta época y sus horas de calor para descansar, más de lo habitual, durante el embarazo. Tienes la escusa perfecta, después lo agradecerás.

Al caer la tarde, puedes aprovechar para dar largos paseos. Si hay algo deben hacer las embarazadas, es caminar. No hay un deporte menos costoso y que canse menos en este estado. Aprovecha las horas de la tarde, antes de anochecer para salir a pasear y despejarte. Al llegar a casa puedes usar Legvass Emulsión refrescante si notas pesadez en las piernas o eres propensa a la retención de líquidos; te levantarás como nueva.

Si tienes la suerte de vivir cerca de la playa, te recomendamos dar paseos descalza, por la orilla.También puedes aprovechar para darte baños en el mar: son terapéuticos y armonizan nuestros sentidos. El vaivén de las olas mecerá a tu bebé.

En verano, debido al calor apetece comer ligero y algo más sano que en invierno. Es la época perfecta para alimentarte saludablemente a base de verduras y una variedad increíble de frutas. Come la cantidad que te apetezca: no te hará ningún mal y te cargarás de vitaminas que traspasarás en gran medida también a tu bebé.

Bebe mucha agua. El propio calor te obligará a hidratarte más de lo habitual, y si eres de las que les cuesta beber la cantidad recomendada, ésta es la época perfecta para hidratarte correctamente y beber el agua mínima que recomiendan.

Y sobre todo, sea la época que sea,¡disfruta del momento!

Comparte
VOLVER

comentarios de la noticia

Esta noticia no dispone de comentarios. ¡Se el primero en comentar!

 

Déjanos tu comentario sobre este artículo

Todos los derechos reservados © Copyright 2020 Farmética