Piel madura

Piel madura

BELLEZA 23 Agosto 2015

En la edad madura la piel empieza a atrofiarse, disminuyendo la cantidad y actividad de los fibroblastos, con menos colágeno, elastina, proteoglicanos, disminución de la vascularización, disminución del vello pubiano, disminución de la secreciones sudoríparas y sebáceas, xerosis o sequedad de la piel, atonía,…
 

La piel se vuelve afinada, con pérdida de elasticidad, acentuación de las arrugas de expresión y gravitatorias, atrofia del tejido conjuntivo, telangiectasias y anarquía de la pigmentación. Todo ello dependerá no solo de la edad cronológica (envejecimiento cronológico) sino también del foto envejecimiento (producido por la exposición solar) y el genético.
 

Será necesario seguir una serie de normas para el correcto cuidado de la piel. Estas normas persiguen los objetivos de: Limpiar, exfoliar, hidratar, estimular y proteger.

 

Limpiar: La limpieza del rostro se realiza por la mañana y por la noche con productos no detergentes. Por la noche para asegurar  un desmaquillaje minucioso con leche limpiadora que emulsionara la secreción grasa y retirará la suciedad acumulada durante el día. Con maquillaje o sin él, la limpieza por la noche es indispensable y después el tónico. También se puede realizar la limpieza con agua micronizada (agua micelar). Impregnando un disco de algodón con dicha agua y pasándolo por todo el rostro hasta que salga completamente limpio.

 

Exfoliar: Para acelerar la eliminación de los corneocitos, limpiar el poro y activar la circulación capilar superficial.  A esta edad es suficiente una frecuencia cada 15-20 días y con un masaje suave. Nunca enérgico.

 

Hidratar: Para mantener o restaurar una hidratación fisiológica de la capa cornea. Una crema hidratante deberá reunir las siguientes cualidades:
 

Un poder humectante a fin de favorecer la retención de agua en el estrato corneo.
 

Una capacidad para detener la evaporación del agua restableciendo la proporción de higrometría a nivel de las capas subyacentes, cualidad ligada a su capacidad semioclusiva. Se trata de sustancias que tienen la propiedad de formar una película semioclusiva sobre la piel, reduciendo  de esta forma la proporción  de la evaporación de agua.


Una adecuada retención hídrica más o menos prolongada  en las capas superiores de la epidermis, permitiendo un efecto remanente (la hidratación se mantiene en el tiempo).

 

Estimular: Existen muchos activos que cumplen está función. Destacamos algunos de ellos:
 

La Elastina: los péptidos de elastina activan los receptores selectivos, estimulan los fibroblastos y provocan la formación de elastina
 

Las insaponificables de palta y de soja de karité, aumentan el espesor de la piel, la proporción en agua y en colágeno soluble.
 

El Bio KP estimula la renovación celular, la síntesis del colágeno y tiene un efecto antielastasa.
 

Los activadores de la microcirculación: permiten un mejoramiento de la tez y algunos de ellos tienen una acción antiradical: escina, flavonoides, ginko biloba, extracto de hamamelis, extracto de centella asiática.
 

Las vitaminas: la vitamina A que actúa sobre la proliferación y la diferenciación celular.
 

Proteger contra la deshidratación y el resecamiento.
 

Hay una serie de sustancias  que reconstituyen la película hidrolipidoprotéica y limitan la evaporación del agua como son:
 

Los glicéridos(aceites vegetales y animales)
 

Las ceras(cera de ballenas, lanolina)
 

Los alcoholes grasos esenciales que penetran por vía percutánea y protegen la integridad de las membranas celulares. Además poseen un rol  sobre el control de las mitosis y la queratinización.
 

Las ceramidas, lípidos diferenciados de la epidermis, juegan un papel esencial en la función barrera.

 

Protección:

 

  • Proteger contra el exceso de radicales libres: Antioxidantes
 

Las vitaminas A,E,C y el betacaroteno
 

Los oligoelementos  y sobre todo el selenio y el magnesio
 

Las enzimas antioxidantes: Glutatión peroxidasa, catalasa, superoxidodismutasa
 

El flavoferol + vitamina E
 

Los Procianidoles (extracto de pititas de uva, hojas de tilo, etc)
 

Los flavonoides
 

  • Proteger contra el exceso de los rayos solares:
 

Habrá que tener en  cuenta el tipo de piel  y la intensidad de los rayos solares en la elección del índice de protección. Aunque mi recomendación sería un buen índice protección que contenga  un filtro químico anti UVA-anti UVB liposoluble, una pantalla física y que contenga también un anti-radical.

 
Comparte
VOLVER

comentarios de la noticia

Esta noticia no dispone de comentarios. ¡Se el primero en comentar!

 

Déjanos tu comentario sobre este artículo

Todos los derechos reservados © Copyright 2020 Farmética