Conocer tu piel

Conocer tu piel

NOTICIAS 16 Abril 2018

Nadie mejor que tú misma sabes en qué momento se encuentra tu piel.

No es fácil conocerla, pero con el paso del tiempo y después de probar varios productos, aprendes a entenderla y sobre todo a aportarle lo que demanda.

Los consejos que lees o que otros comparten contigo no siempre son los mejores para tu piel, pero no está de más que pruebes y experimentes para saber qué trucos son los más idóneos para ti.

Si tienes la piel seca y la crema que hasta ahora era perfecta empieza a quedarse corta porque necesitas un aporte más rico, hay cambios bruscos de temperatura… a la cantidad habitual de crema añade unas gotas de REPAVAR ADVANCE. Es un aceite puro de Rosa Mosqueta que además posee dos factores de crecimiento celulares.  Con este sencillo gesto, no sólo te beneficiarás de todas sus propiedades sino que la galénica de tu crema se volverá más densa y sedosa….pruébalo si tu caso es éste.

 

Por otro lado, a las pieles mixtas o con más grasa les ocurre que les  cuesta más que a ninguna encontrar un equilibrio con el cosmético:

si utilizan serum junto a su crema se saturan y si no, se quedan cortas.

Si este es tu caso, puedes sustituir el serum por un producto con textura gel y después de un rato aplicar la crema. Debes estar atenta a la composición para que no aporten lo mismo a tu piel.

Por ejemplo, puedes aplicar FLUVIX GEL y encima TIME FILLER MAT.

Por diversos motivos que ya conocerás, sabes que el estado de la piel puede variar de un día para el otro.

Por ello, lo ideal es tener varios productos a tu disposición y aplicar un u otro en función de las necesidades específicas de tu piel en ese momento.

Es importante que conozcas también qué productos puedes aplicar de contínuo y cuales puedes aplicar de forma alterna para obtener mayor beneficio.

Por ejemplo, un producto con alto contenido en ácido glicólico o retinol aplicado de forma alterna o simplemente dos veces por semana puede ser de más ayuda que aplicado de forma continua, ya que en algunas pieles puede crear sequedad o una pequeña irritación. Además, de esta manera puedes alargar su uso todo lo que quieras.

Otra recomendación es que te lo tomes con calma a la hora de aplicar tus productos: la piel necesita su tiempo. Deja que se absorba el primero para poder aplicar el segundo.

Aunque el mejor consejo que te puedo dar para el cuidado de tu piel es sencillamente que la escuches, prueba y experimenta y ves cambiando de cremas, al mismo ritmo que tu piel te pide que cambies. 

Comparte
VOLVER

comentarios de la noticia

Esta noticia no dispone de comentarios. ¡Se el primero en comentar!

 

Déjanos tu comentario sobre este artículo

Todos los derechos reservados © Copyright 2020 Farmética